Evolució de la tutela de les persones amb discapacitat - conferència de Josep M. Solé

06 / 05 / 2018 

Los Estados están obligados bajo la CDPD, en la medida de lo posible, a reemplazar los sistemas de toma de decisiones sustitutivas por los de toma de decisiones con apoyo. Las posibles limitaciones en la toma de decisiones deben ser consideradas de forma individual, deben ser proporcionales y ser restringidas al ámbito donde sean absolutamente necesarias.

 Las limitaciones no deben tener lugar si mecanismos menos "invasivos" son suficientes a la luz de la situación, y es necesario que existan salvaguardas legales accesibles y efectivas para asegurar que no haya abusos.

Josep Maria Solé, gerente de la Fundación Support, Fundación Tutelar Girona, en su conferencia del pasado 4 de mayo, celebrada en el Ilustre Colegio de la Abogacía de Lleida, y organizada por la Federación ALLEM, expone los "Efectos dela Convención internacional de los Derechos Humanos de las personas con discapacidad, desde  una visión internacional en la práctica local. "

El debate social, de alcance general, sobre las consecuencias del desarrollo de los Derechos Humanos en materia de capacidad jurídica NO HA EMPEZADO todavía.

 La esperada reforma legal no será aceptada inmediatamente, habrá que luchar por una correcta aplicación.

En este caso, los Derechos Humanos y la Convención son un instrumento de cambio social. Empezando por el reconocimiento de derechos, y estableciéndose en la práctica, se quiere conseguir una sociedad más inclusiva. No se quiere esperar al "consenso" mientras se vulneran derechos, ya llegará ... La gestión el cambio de paradigma no será inocua, "habrá daños ..."

Las entidades tutelares deben asumir la evolución y adoptar YA! un rol de apoyo a la toma de decisiones que será visto como menos "resolutivo", por muchos, pero que deberá ser más "capacitador". Hacia un apoyo que ejerza de "coordinador" de otros soportes y garante de derechos.

La sociedad tendrá que aprender a convivir con la diversidad de estilos de vida que la enfermedad mental o la discapacidad supone y ser menos "paternalista".

Siempre habrá personas con discapacidad que precisen, y que tienen derecho, un SOPORTE personalizado y con mirada a la globalidad de los intereses de la persona, intenso, flexible, adaptable, que adopte un rol de coordinador de otros soportes, que disponga de facultades para garantizar derechos y luchar contra abusos e influencias indebidas, con el objetivo de la plena inclusión en la comunidad.

Ver todas las noticias
Invitación Presentación conferenciante